UNA ESCAPADA POR SEVILLA

UNA ESCAPADA POR SEVILLA

Carmen Bayón nos cuenta su experiencia en una escapada a Sevilla, así como las dificultades que encontró en dicho viaje.

EL VIAJE

Lo primero a tener en cuenta en el desplazamiento a Sevilla en AVE, es que los coches de turista no tienen un pasillo suficientemente ancho para la silla de ruedas, por lo que si una persona se puede transferir desde la silla a un asiento tendría que coger los asientos más cercanos a la puerta de entrada al coche.

Nos explicaron que hay una zona asignada para gente con silla de ruedas. Ante mi insistencia sobre mi deseo de poder viajar en asiento me comentaron que en ese mismo lugar hay dos asientos que se pueden levantar o bajar y puedes viajar en asiento normal. En ese coche hay más espacio para moverse con la silla.

NM Viajes Adaptados: En el caso de desplazamientos en tren en España, es aconsejable consultar la siguiente dirección web de Renfe, de su servicio ATENDO.

Accesibilidad trenes
Accesibilidad trenes

LA CIUDAD

Sevilla no es una ciudad muy adecuada para visitar solo debido al empedrado de las calles. No obstante, se puede apreciar la ciudad con un trayecto en calesa.

Que puede hacer gracias a la ayuda de mi familia y a la movilidad y tesón que tengo.

MI ALOJAMIENTO

Me alojé en los apartamentos Suite Murillo Segovias, C/Segovia, en el centro.

Donde se puede entrar con taxi hasta la puerta, aunque ese no fue nuestro caso cuando llegamos con maletas y cansados del viaje...

Tienen una habitación adaptada estupenda con asiento y barras en la ducha completamente abierta. El único inconveniente es que el espejo del lavabo no está a la altura para que una persona en silla de ruedas pueda verse. Hay un espejo de aumento que tampoco es adecuado para nosotros. Con respecto a la habitación es suficientemente amplia para moverse con la silla. Y tiene una terraza estupenda con fácil acceso.

Como inconveniente salvable está la entrada con 3 escalones. No obstante, hay un elevador que funciona (lo que es raro). Te dejan la llave para que tú misma puedas utilizar el elevador cuando quieras, sin depender que haya alguien en recepción.

La puerta de la casa da a una calle estrecha y es necesario que una persona te ayude a salvar el escalón de la acera.

Los restaurantes suelen tener terraza por lo que no suele ser un problema el acceso. Supongo que depende de la estación en la que se vaya. Cenamos en la terraza de La Sal, junto a la catedral, que tiene buen atún.

El problema de esta ciudad es encontrar restaurantes o cafeterías que tengan baño adaptado para que pueda entrar una silla de ruedas.

Resturante La Sal

El Hotel Alfonso XIII tiene una zona donde los porteros muy amablemente te acompañan por la zona de entrada de maletas hasta el patio donde pudimos tomar una buena cerveza y acceder a un baño sin complicaciones.

Como anécdota, contar que este es el hotel donde la Madre del Rey Juan Carlos, se alojaba cuando estaba en Sevilla.

Hotel Alfonso XIII Sevilla

Para ver el Alcázar o la Catedral había colas de hasta 2 horas, así que si alguien está interesado es mejor sacar entradas antes de salir de viaje.

Cuidadito con la temperatura, nosotros estuvimos en septiembre y, aparte de un montón de gente, por el día llegábamos a los 40º.